5 cosas que aprendí mi primer año como Mamá.

Posted by Isamar Ortiz on

1. Aprendí a ser madre.

Tengo un hermoso bebé de 11 meses que me trae enamorada, loca y a veces me pone el Mundo al revés. Pero me ha enseñado a respirar vida, a ser mejor humano,  a ver la vida a través de sus ojos, a apreciar el tiempo y a querer más. La gente me pregunta qué se siente ser madre y yo siempre les respondo: "como si lo hubiese sido toda la vida "

2. He aprendido a ser paciente.

Quien me conoce sabe que era de las personas que quería las cosas para ayer, que no soportaba hacer fila ó que me hicieran perder el tiempo en vano pero. Ahora que tengo a mi hijo he aprendido a pausar. Ahora hago las cosas al ritmo de él. Ahora mi tiempo lo divido con él  y siento que ya no vivo con prisa. Sí hay días en que me desespero, pero no soy egoísta y sé que tengo que ser paciente por él.

3. Aprendí que la depresión post parto no dura la cuarentena.

¿Sabías que ésta puede durar hasta más de un año? Vine a identificar mis síntomas un poco tarde. He pasado por cambios de humor drásticos,  insomnio y que no he tenido interés o energías.

4. A recuperar mi poder.

En una de mis conversaciones con mi prima aprendí que tengo que recuperar mi poder. Caí en una depresión,  he tenido problemas con mi pareja, he perdido el interés por mis proyectos y me he sentido perdida. Así que ella me aconsejó que debo tomarme un tiempo para recordar quién soy y recuperar mi poder. Así que me tomé unas semanas, cogí un avión  y aquí estoy, recordando las cosas que me gustan, lo que me mueve y lo que quiero hacer por mí y mi hijo. Algo que siento que es sumamente necesario, nadie va hacer las cosas por ti.

5. Aceptar que es mi culpa.

Hace unas semanas decidí tomar unos cursos para mi crecimiento personal y la primera lección que escuché fue tomar la responsabilidad de lo que es nuestra culpa. Escuché esas palabras de mi mentora y tuve que tragar hondo. Lo primero que pensé fue ¿Cómo, el que me pase esto o me vaya mal en X o Y cosa es mi culpa? Y ella explica que, las cosas que nos suceden son efecto de nuestras decisiones. Esto no quiere decir que nos las merezcamos, sino que, en algún momento escogimos ese trabajo, esa relación, gastar ese dinero y endeudarnos o lo que sea aquella cosa o situación que hoy día nos carga. Es efecto de alguna de nuestras decisiones. Entonces, para hacernos responsables y dueños de nuestro destino debemos asumir el rol, y si algo no es nuestra culpa, aún así seguimos siendo responsables de como reaccionamos. Cuando entendemos que nuestra vida entera es nuestra culpa, entonces podemos estar seguras que nuestra vida está en nuestras manos y esto nos da completa libertad. Sino aprendemos esta lección,  nos volvemos la víctima y alguien más tomará decisiones por nosotras.


Share this post



← Older Post


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published.